Inicio CSIC

El CNIO y el CNB aúnan esfuerzos para almacenar y distribuir líneas de ratones a la comunidad científica

El Centro Nacional de Biotecnología del CSIC (CNB) acaba de firmar un acuerdo que permitirá almacenar y distribuir embriones y esperma de los ratones modificados genéticamente que se generan en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). A través del European Mouse Mutant Archive (EMMA), los investigadores del CNIO podrán conservar en el CNB sus líneas de ratones. De este modo están disponibles para la investigación de cualquier científico interesado.

Servicio de Criopreservación de Embriones de Ratón del CNBDesde que en enero de 2009 el CNB se convirtiera en el nodo español de EMMA bajo la dirección de Lluís Montoliu, la comunidad científica española ha tenido más fácil el acceso libre a todas aquellas líneas de ratones transgénicos, knockouts o mutantes de interés para la investigación biomédica. A las líneas ya existentes se sumarán ahora aquellas provenientes del trabajo de los investigadores del CNIO, aumentando así la disponibilidad de estudiar la función de multitud de genes con interés en el campo de la oncología.

Al ser un proyecto financiado por la Comisión Europea, la congelación y mantenimiento de ratones en condiciones EMMA es gratuita y el investigador sólo se debe responsabilizarse de los costes de traslado de sus modelos animales al nodo EMMA correspondiente (el CNB en Madrid, en este caso). Esto implica el acceso libre de los modelos animales depositados por la comunidad científica. No obstante, pueden asociarse a cada línea criopreservada en EMMA documentos que protejan la propiedad intelectual de los ratones depositados y puede solicitarse un periodo de hasta 2 años durante los cuales la línea está depositada en EMMA pero no aparece todavía en las bases de datos.

El nodo EMMA incluye la utilización de aisladores de jaulas de ratón, para permitir la recepción segura de ratones cuyo informe sanitario sea distinto al de los ratones alojados en el animalario del CNB. Se pretende con ello universalizar la criopreservación de líneas de ratón y ponerla a disposición de todos los investigadores interesados, con independencia de las características del animalario de origen.